Síntomas de problemas en el embarazo

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Síntomas de problemas en el embarazo

La mayoría de los síntomas que experimenta la mujer durante la gestación son normales, aunque sean algo molestos. Son meras consecuencias del embarazo. Por ejemplo, es habitual sentir que falta el aire, porque se tiene la necesidad de respirar profundamente para que el bebé reciba abundante oxígeno. Es molesto, pero es bueno para el niño. Con todo, es fácil preocuparse y preguntarse si todo va bien y cómo saber si no es así.

Aunque es raro que surjan verdaderas complicaciones, siempre es bueno saber qué esperar. A continuación se describen algunas señales que pueden indicar problemas:

  • Manchas o sangrado vaginal.
  • Ruptura de las membranas (lo que vulgarmente se conoce como "romper aguas") de forma prematura (antes de las 37 semanas), que puede manifestarse con un hilillo de líquido, un goteo constante o un flujo repentino.
  • Dolor abdominal persistente o contracciones uterinas prematuras.
  • Variación o ausencia total de movimiento del feto (giros o pataditas del bebé) durante más de 24 horas después de la 20ª semana.
  • Un fuerte dolor de cabeza que dura más de dos o tres horas.
  • Trastornos visuales, como visión borrosa o doble.
  • Desmayos o vértigos (sentirse mareada también puede ser un síntoma normal de la primera fase del embarazo).
  • Un aumento de peso superior a los 900 gramos semanales (¡no relacionado con excesos en la alimentación!).
  • Un fuerte dolor por encima del estómago, bajo la caja torácica.
  • Hinchazón (edema) de la cara, los ojos o las manos (es normal tener los pies o las manos hinchados durante el embarazo, pero conviene mantenerlo bajo supervisión médica).
  • Vómitos que duran varios días y que se presentan más de dos o tres veces al día, sobre todo después del primer trimestre, fase en la que deberían haber remitido las "náuseas matutinas".
  • Síntomas de infección (fiebre, escalofríos, escozor al orinar o diarrea).
     

Si notas alguno de estos síntomas, consulta con tu médico lo antes posible. De esta manera, te evitarás preocupaciones y si efectivamente hay un problema, se podrá buscar una solución de forma inmediata.

 

* Artículo realizado por Elaine Zwelling y el Dr. Jim Thornton.


Artículos relacionados: